Mis aficiones nuevo
KINGMONEY
GRUPOS ECONOMICOS DEL MUNDO
Mis enlaces favoritos
PRINCIPALES INDICADORES ECONOMICOS
EL SECTOR FINANCIERO
GRUPOS ECONOMICOS DEL MUNDO

ESTRUCTURA Y ORGANIZACIÓN DE LAS NEGOCIACIONES DEL ALCA

Las negociaciones del ALCA se desarrollan de acuerdo con una estructura determinada por sus miembros que garantiza una amplia participación geográfica. La Presidencia del proceso en su totalidad, la sede de las negociaciones y la Presidencia y Vicepresidencia de los diversos grupos de negociación y de los otros comités y grupos se rotan entre los países participantes.

La Presidencia de las Negociaciones se rota aproximadamente cada dieciocho meses o al concluir cada Reunión Ministerial. Se designaron a los siguientes países para la Presidencia y la Vicepresidencia del proceso del ALCA para períodos sucesivos durante las negociaciones.

Presidencia de las negociaciones
Presidencia Vicepresidencia
1 de mayo de 1998 - 31 de octubre de 1999 Canadá Argentina
1 de noviembre de 1999 - 30 de abril de 2001 Argentina Ecuador
1 de mayo de 2001 - 31 de octubre de 2002 Ecuador Chile
Copresidencias
1 de noviembre de 2002 - conclusión de las negociaciones Brasil y Estados Unidos de América

Los Ministros responsables del comercio ejercen la supervisión y gestión definitivas de las negociaciones. Generalmente se reúnen cada 18 meses y, desde el inicio de las negociaciones, lo han hecho en el país que ocupa en ese momento la Presidencia del ALCA.

Los Viceministros responsables del comercio, en su calidad de Comité de Negociaciones Comerciales (CNC), desempeñan un papel crucial en la gestión de las negociaciones del ALCA. El CNC orienta el trabajo de los grupos de negociación y de los demás comités y grupos y tiene poder de decisión sobre la estructura general del acuerdo y otros temas institucionales. El CNC también es responsable de asegurar la participación plena de todos los países en el proceso del ALCA, asegurar la transparencia de las negociaciones, supervisar la Secretaría Administrativa y supervisar la identificación e implementación de las medidas de facilitación de negocios. El Comité se reúne siempre que se requiere y como mínimo dos veces al año en forma rotativa en todo el hemisferio.

Se establecieron nueve grupos de negociación del ALCA en las siguientes áreas: acceso a mercados; inversión; servicios; compras del sector público; solución de controversias; agricultura; derechos de propiedad intelectual; subsidios, antidumping y derechos compensatorios; y política de competencia. Estos grupos de negociación actúan bajo mandatos específicos de los Ministros y del CNC para negociar los textos de sus áreas específicas y se reúnen regularmente a lo largo del año.


Hay tres comités y grupos que se encargan de temas horizontales relacionados con las negociaciones. Ellos son: el Grupo Consultivo sobre Economías más Pequeñas, el Comité de Representantes Gubernamentales sobre la Participación de la Sociedad Civil, y el Comité Conjunto de Expertos del Sector Público y Privado sobre Comercio Electrónico.


Se creó además un Comité Técnico de Asuntos Institucionales para considerar la estructura general de un Acuerdo del ALCA (asuntos generales e institucionales). Finalmente, se estableció un grupo de expertos ad hoc para que informara al CNC sobre la implementación de las medidas de facilitación de negocios relacionadas con asuntos aduaneros que se acordaron en Toronto.

Apoyo técnico y analítico: El Comité Tripartito, que está integrado por:


Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

Organización de Estados Americanos (OEA)

Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL)




El Comité Tripartito presta apoyo analítico, técnico y financiero al proceso y mantiene el sitio electrónico oficial del ALCA. Las instituciones individuales del Comité Tripartito también prestan asistencia técnica en temas relacionados con el ALCA, especialmente a las economías más pequeñas del hemisferio.

Apoyo administrativo: La Secretaría Administrativa del ALCA, localizada en la misma sede de las reuniones de los grupos de negociación, brinda apoyo administrativo y logístico a las negociaciones. La Secretaría lleva los archivos oficiales de las negociaciones y presta servicios de traducción e interpretación. La Secretaría se financia mediante una combinación de recursos locales y recursos provenientes de las instituciones del Comité Tripartito.

Sede de las negociaciones: También es de carácter rotativo. Se han designado tres países anfitriones para las negociaciones, a saber: de mayo de 1998 a febrero de 2001: Estados Unidos (Miami) ; Panamá (Ciudad de Panamá) , de marzo de 2001 a febrero de 2003; y de marzo de 2003 hasta la conclusión de las negociaciones: México (Puebla).




Imagen
LOS TIGRES ASIATICOS

En los años cincuenta y sesenta se creía ampliamente que los países en desarrollo podían crear bases industriales únicamente sustituyendo las importaciones por bienes manufacturados domésticos. Sin embargo, desde mediados de los sesenta, fue siendo cada vez más evidente que había otro posible camino hacia la industrialización: las exportaciones de bienes manufacturados, básicamente hacia los países avanzados. Además, los países que se desarrollaron de esta forma, un grupo al que se refiere ahora el Banco Mundial como las HPAE[1] “high performance Asian Economies” (es decir, economías asiáticas de altos resultados), han alcanzado un crecimiento económico espectacular.



La definición de HPAE por parte del Banco Mundial contiene tres grupos de países cuyos milagros comenzaron en momentos diferentes. En primer lugar está Japón, que comenzó un rápido crecimiento económico poco después de la Segunda Guerra Mundial y tiene ahora una renta per cápita similar a la de Estados Unidos y la de Europa Occidental. En los años sesenta empezó el rápido crecimiento económico en cuatro economías asiáticas más pequeñas, conocidas como “Los Cuatro Tigres”: Hong Kong, Taiwan, Corea del Sur y Singapur. Finalmente, a finales de los setenta y en los ochenta comenzó un rápido crecimiento en Malasia, Tailandia, Indonesia, y de forma más espectacular, en China.



El historial

Las economías de mercado de Asia oriental han registrado un crecimiento acelerado y relativamente equitativo que da lugar a una rápida reducción de la pobreza; las economías mixtas de China y Viet Nam experimentaron una aminoración rápida de la pobreza desde principios del proceso de transición. Aunque el número de personas que subsisten con ingresos de menos de $1 diario ha disminuido de 413 millones en 1990 a 392 millones en 1993 --o sea, la cuarta parte de la población regional--, esa cifra comprende aproximadamente el 34% de los pobres de todos los países en desarrollo (4%, si se excluye el total de pobres de China). Los indicadores sociales han mejorado notablemente. La tasa de mortalidad infantil (por cada 1.000 niños nacidos vivos) ha descendido de un nivel ya bajo de 44 en 1987 a 35 en 1993, frente a 54 en todos los países en desarrollo. En el mismo período, la esperanza de vida ha aumentado de 67 a 68 años, frente a 64 años en todos los países en desarrollo. El analfabetismo de adultos ha disminuido de 29% en 1985 a 24% en 1990 y, dada la tasa actual de la matrícula secundaria de 52% (46% en el caso de las niñas), es probable que la región alcance el objetivo de todo el Banco --enunciado por el Presidente de la institución, Sr. James Wolfensohn, en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, celebrada en Beijing-- de proporcionar acceso a la educación secundaria al 60% de los niños para el año 2010.



Los países de Asia oriental han logrado integrarse en el mercado mundial tanto de capital como de bienes. Desde 1990 la región es la principal destinataria de los flujos de capital privado. Tan sólo en 1995 los países en desarrollo de la región recibieron un volumen estimado de flujos de capital externo de $108.000 millones, de los cuales $98.000 millones provinieron de fuentes privadas, incluidos $54.000 millones de inversiones directas. Ese notable aumento de los flujos de capital externo fue estimulado por el rápido crecimiento, la aplicación de principios económicos acertados y un alto grado de integración en el mercado mundial. Los países de Asia oriental realizan importantes inversiones tanto en su propia economía como en las de naciones vecinas; sus tasas de ahorro interno han sido de 35% del PIB o superiores, y más del 70% de la inversión extranjera directa proviene de la propia región. Además, estos países han logrado utilizar las entradas de capital extranjero con más eficacia que los de otras regiones en desarrollo, lo que ha contribuido a su rápido avance tecnológico. La inversión extranjera directa también dio lugar a cambios estructurales, al aumentar la proporción que corresponde a la producción manufacturera en el PIB y las exportaciones; por ejemplo, en China las exportaciones de las empresas en las que se han hecho inversiones externas (en su mayoría asociaciones en participación) representan casi el 40% del total de exportaciones.

2. El auge económico de Asia oriental en perspectiva internacional

La orilla asiática del Pacífico es la región que ha registrado el mayor crecimiento económico del mundo en los últimos treinta años. De los quince países del mundo que, según el Banco Mundial, aumentaron su Producto Nacional Bruto (PNB) per cápita en 1965-90 a una tasa anual media igual o superior a 4%, nueve (Taiwán, Corea del Sur, Singapur, Hong Kong, China, Indonesia, Tailandia, Japón y Malasia) pertenecían a Asia oriental. De igual modo, de los trece países que vieron crecer en 1985-94 su PNB per cápita a una tasa anual media igual o superior a 4 por 100, ocho fueron países de la zona (Tailandia, Corea del Sur, China, Singapur, Indonesia, Taiwán, Malasia y Hong Kong).



En los años noventa, las diferencias entre el crecimiento rápido de Asia oriental y el más lento de los países occidentales miembros de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) siguen siendo muy altas, como puede verse en el cuadro 1. Sólo dos países de la región crecieron poco: el Japón, sumido hasta muy recientemente en una profunda crisis, y Filipinas, que ha presentado, hasta hace bien poco, características económicas y sociales más similares a las de los países de América Latina que a las de naciones de Asia oriental.
Imagen
LA UNION EUROPEA

La Unión Europea (UE) es una familia de países europeos democráticos, que se han comprometido a trabajar juntos en aras de la paz y la prosperidad. No se trata de un Estado destinado a sustituir a los actuales Estados, pero es más que cualquier otra organización internacional. En realidad, la UE es única. Sus Estados miembros han creado instituciones comunes en las que delegan parte de su soberanía, con el fin de que se puedan tomar democráticamente decisiones sobre asuntos específicos de interés común, a escala europea. Esta unión de soberanías también se denomina "integración europea".

Las raíces históricas de la Unión Europea se remontan a la Segunda Guerra Mundial. La idea de la integración europea se concibió para evitar que volvieran a producirse matanzas y destrucciones. Su creación fue propuesta por primera vez por el Ministro de Asuntos Exteriores francés, Robert Schuman, en un discurso el 9 de mayo de 1950. Esta fecha, el "cumpleaños" de la actual UE, se celebra anualmente como el día de Europa.


La UE cuenta con cinco instituciones, cada de ellas con una función específica:
Parlamento Europeo (elegido por los ciudadanos de los Estados miembros);
Consejo de la Unión Europea (representa a los Gobiernos de los Estados miembros);
Comisión Europea (motor y órgano ejecutivo);
Tribunal de Justicia (garantiza el cumplimiento de la ley);
Tribunal de Cuentas (efectúa el control de la legalidad y la regularidad de la gestión del presupuesto de la UE).

Estas instituciones están acompañadas de otros cinco importantes organismos:
Comité Económico y Social Europeo (expresa la opinión de la sociedad civil organizada respecto de cuestiones económicas y sociales);
Comité de las Regiones (expresa las opiniones de las autoridades regionales y locales);
Banco Central Europeo (responsable de la política monetaria y de la gestión del euro);
Defensor del Pueblo europeo (se ocupa de las denuncias de los ciudadanos sobre la mala gestión de cualquier institución u organismo de la UE);
Banco Europeo de Inversiones (contribuye a lograr los objetivos de la UE financiando proyectos de inversión).
El sistema se completa con otras agencias y organismos diversos.

El Estado de Derecho es fundamental para la Unión Europea. Todas las decisiones y procedimientos de la UE se basan en los Tratados, que son acordados por todos los países de la UE.

Inicialmente, la UE estaba compuesta por sólo seis países: Bélgica, Alemania, Francia, Italia, Luxemburgo y los Países Bajos. En 1973 se adhirieron Dinamarca, Irlanda y el Reino Unido; en 1981 se adhirió Grecia; en 1986 se adhirieron España y Portugal; y en 1995 se adhirieron Austria, Finlandia y Suecia. En 2004 tendrá lugar la ampliación más grande, con la adhesión de 10 nuevos países.

En los primeros años de su existencia, gran parte de la cooperación entre los países de la UE se refería al comercio y la economía, pero en la actualidad la UE también trata otros muchos temas con repercusión directa en nuestra vida cotidiana, tales como los derechos de los ciudadanos; la garantía de la libertad, la seguridad y la justicia; la creación de puestos de trabajo; el desarrollo regional; la protección del medio ambiente; la creación de la globalización en beneficio de todos.

La Unión Europea ha logrado medio siglo de estabilidad, paz y prosperidad. Ha contribuido a elevar el nivel de vida, ha construido un mercado único a escala europea, ha lanzado la moneda única europea, el euro, y ha consolidado la voz de Europa en el mundo .

Unidad en la diversidad : Europa es un continente con muchas tradiciones y lenguas diferentes, pero también con valores compartidos. La UE defiende estos valores. La UE fomenta la cooperación entre los pueblos de Europa, promoviendo la unidad y conservando al mismo tiempo la diversidad, y garantizando que las decisiones se tomen teniendo en cuenta al máximo a los ciudadanos.

En el mundo del siglo XXI, cada vez más interdependiente, será aún más necesario que los ciudadanos europeos cooperen con personas de otros países con un espíritu de curiosidad, tolerancia y solidaridad.